Reseña de Datos Adjuntos de Carolina Quintero

Escrito por andresbarrantes 12-02-2017 en Reseña poesía. Comentarios (0)

La manera en que se van a estructurar tanto la presente, como las siguientes reseñas tiene como finalidad tirar conceptos al aire para establecer una discusión sobre los diferentes puntos de vista y las diversas lecturas que podemos tener cada uno de los lectores, y por medio del análisis tomarlo mejor de cada trabajo. No hay libro perfecto, ni tan despreciable; lo que se necesita es hacerlo llegar al lector indicado. Sin hablar más papaya le entramos de una a la vara.


Datos Adjuntos de Carolina Quintero (SanJosé, 1989) publicado en 2016 por Editorial Espiral, consta de 34 poemas en un libro de 62 páginas, estructurado en tres partes (cerrar los ojos, desde una esquina, evitar el abandono)  desde este lado voy a establecer lo que desde mi óptica merece ser señalado con mayor fuerza:


LO BUENO

Desde hace rato vengo diciendo que si en la poética nacional hay un elemento en deuda es el de la poesía femenina, considero que en los últimos 10 años la voz más importante, más completa en cuanto a conceptualización y estética en la visión literaria, la mantenía Angélica Murillo, y pues nada, acá viene Carolina Quintero con datos adjuntos y nos presenta lo que -en mi opinión es lo que más necesita nuestro medio- un poemario escrito por una mujer sin todos los lugares comunes, las fórmulas gastadas, las ideas repetidas que lamentablemente vemos tanto en nuestro país. No solamente por la temática, sino por el tratamiento, es un libro que carece de género puesto que ahonda en aspectos menos aburridos que los que trato de evitar cuando leo poemarios de ticas. Carolina busca (y consigue) ese giro, ese punto de diferenciación que la saca de ese balde de más de lo mismo.

Otro de los elementos fuertes es el uso de los espacios lingüísticos donde logra concatenar el habla cotidiana con el lenguaje profesional (es egresada de la carrera de medicina) de una manera muy natural, sin sacar términos por pura fantochería semi intelectual para sobresalir, en buen criollo, te podés tomar una birra con la doctora.

Al manejar un lenguaje llano en su mayoría, la lectura es muy lineal y te facilita la absorción de lo que la autora busca, comunicar.

Como ejemplo puedo citar el poema de página 28:


La niebla te cubre,

te deja solo en tu metro cuadrado.

El reloj de la iglesia da alguna hora,

indiferente.


El mundo es un reloj gigantesco

a punto de estallar

y sos la manecilla descompuesta, 

fija en un ángulo inútil 

para siempre.


LO MALO 

Todo riesgo conlleva un precio alto a pagar, en este caso -y parto desde lo personal como un lector- es que cuando Quintero nos invita a explorar en su poética, y con la simpleza de su lenguaje, hay un exceso de intimidad, en ciertas partes parece que tenemos en nuestras manos un diario personal de la autora, lo que desde mi perspectiva quita algo de fuerza a ciertos textos, como podemos ver en


Litlle girl blue


Cuento las gotas de la lluvia

y los círculos concéntricos 

sobre la calle.


Cruzo las manos,

espero.


Cuento los postes,

las líneas de la acera,

los días.


La lluvia

es el ritmo interno de las cosas, 

el sonido que escucho al dormir,

-una tormenta-

mano suave

que nos limpia el recuerdo.

(Página 11) 


Puedo comprender que esta sección del libro (cerrar los ojos) tenga esa línea intimista, pero por momentos me parece que se extiende más de lo necesario, que la autora puede decir más.


LO FEO 

Particularmente hay dos elementos que me le bajan el tono al libro, en primer lugar su diseño de portada me parece un buen intento, pero hasta ahí. En segundo lugar, la disposición de los textos (diagramación) me da ese sentimiento de lo visto ya muchas veces y sin ser efectivo, particularmente prefiero los textos alineados a la izquierda, o en el mejor de los casos, apostar por el texto en prosa (tema que voy a explorar más en la próxima reseña)


CONCLUSIÓN 

"Datos adjuntos" es un poemario con pocas pretensiones, lo que le da un plus a ciertos poemas que son verdaderos hallazgos (no los expongo acá para que busquen el libro y los descubran, no sean chulos), es de una línea poética que promete dar mucho en nuestro país, como un respiro en medio de una poesía escrita por mujeres que debe mucho, pero parece que ya está encontrando por donde va la cosa. Su lectura es llana y sus puntos altos lo hacen un libro que se lee gustosamente, sin llegar a maravillarnos, pero vamos, eso no es comida de trompudo.